¿qué hacer?

      Cógelo con cuidado, siempre con guantes gruesos o con una toalla.
Nunca acercar la cara al animal. Hay que manipularlo lo menos posible.

 

 

Ponlo en una caja de cartón cerrada con unos pequeños agujeros de ventilación
y papel de periódico en el suelo.

 

 

Coloca la caja en un lugar tranquilo y con algo de temperatura

 

 

No dar de comer a los animales. Consultar apartado correspondiente

 

 

Llama al centro de recuperación de fauna para organizar su
llegada en el centro. Consultar horarios